Consejos de expertos

Encontrar el taller más próximo

Sus preguntas

Sí. Este método requiere asimismo la utilización de los cables de arranque. Conecte el cable rojo a los terminales + de las dos baterías, y el cable negro a los dos terminales – de las baterías o a un elemento metálico no pintado del vehículo. Arranque el motor del vehículo auxiliar antes de arrancar el motor del vehículo con la batería agotada. Compruebe que la capacidad de la batería del vehículo auxiliar es al menos igual a la de la batería del vehículo cuya batería está agotada (esta información consta en las etiquetas de las baterías). 

El circuito de climatización es bastante complejo, y sus diferentes elementos constitutivos, especialmente los manguitos, los conductos y las tuberías, en ocasiones pueden presentar fugas de gas de refrigeración. Este fallo puede provocar una mala refrigeración del aire o un retraso en la llegada del caudal de aire frío al habitáculo una vez se activa la climatización. Se recomienda realizar un balance del sistema como mínimo cada 2 años

La mayoría de los sistemas de climatización disponen de un filtro que permite retener las micropartículas, el polen y otras impurezas. No obstante, el circuito funciona, en parte, en medio húmedo, por lo que cuando el filtro está saturado, las bacterias y el moho pueden dispersarse por el circuito provocando malos olores persistentes. Recomendamos la aplicación de tratamientos antibacterias y el uso de fungicidas, preventivos o curativos, después de sustituir el filtro.

Esta intervención consiste en el cambio del gas de refrigeración que contiene el circuito. El gas de refrigeración va perdiendo sus cualidades iniciales, lo que impedirá, con el paso de los años, la correcta refrigeración del aire impulsado al habitáculo. La operación consiste en extraer el gas antiguo, que se reciclará, y verificar y limpiar íntegramente el sistema antes de recargarlo con gas nuevo. Se recomienda recargar el circuito de climatización cada 2 años

No. El gas de refrigeración, utilizado en el circuito de climatización, se vuelve muy contaminante una vez entra en contacto con la atmósfera, contribuyendo al efecto invernadero y al calentamiento global. Frente a estos riesgos ecológicos, las normas relativas al mantenimiento del sistema de climatización se han endurecido, especialmente en lo relativo al reciclaje de los gases.

icon-gear